Epicondilitis y Epitrocleitis: Codo de Tenista y Codo de Golfista.

¡Hola y bienvenido(a) a mi blog! En esta ocasión te hablaré y explicaré sobre la Epicondilitis. Comenzaré con el Epicóndilo y la epitróclea que son las zonas distales del húmero que, aunque no son los afectados directamente, es allí donde se insertan los tendones. Luego, te hablaré de las características de esta patología, sus causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento, tratamiento casero y algunos ejercicios y terapias que probablemente un fisioterapeuta trabajaría para mejorar la situación. ¡Sigue leyendo!



Epicóndilo y Epitróclea

El epicóndilo es la prominencia ósea que se encuentra en la zona distal lateral del húmero; y la epitróclea, en la zona interna distal del húmero. En estas dos partes es donde se originan los tendones flexores y extensores de la muñeca, que son los que se ven afectados en la condición patológica que vamos a revisar.

¿Qué es Epicondilitis Lateral o Codo de Tenista? ¿Epitrocleitis o Codo de Golfista?

La epicondilitis lateral hace referencia al dolor que se presenta en la zona externa del codo y en la zona posterior del antebrazo. Aunque todas las patologías inflamatorias incluyen “itis” en su termino, últimos datos demuestran que no existe una inflamación en este caso, sino que histopatológicamente se evidencia una condición degenerativa, lo cual indica que la forma correcta de llamarla es epicondilosis.

La epitrocleitis, epicondilitis medial o codo de golfista tienen las mismas características, su diferencia radica en donde se presenta el dolor específicamente, en este caso es en la zona medial.

Epicondilitis Causas

Ahora bien, la epicondilosis lateral o también mal llamada “codo de tenista”, es una condición del sistema musculoesquelético que se da mayormente en personas que realizan trabajos repetitivos manuales. También, ocurre cuando hay microtraumatismos que se dan en el origen de los músculos extensores de la muñeca, más frecuentemente en el brazo dominante, lo que se podría decir que termina siendo una epicondilitis por causas laborales o epicondilitis por enfermedad profesional.  Esto conlleva a la pérdida de la productividad y ausencias laborales o deportivas.

La epicondilitis medial o también mal llamada “codo de golfista”, también se presenta por las mismas causas, pero por microtraumatismos en el origen de los músculos flexores de la muñeca.

Epicondilitis Síntomas y Epitrocleitis Síntomas

codo_de_tenista

Los síntomas de la epicondilitis y epitrocleitis pueden estar presentes entre 6 meses y 2 años. En algunos casos los síntomas persisten o van y vuelven.

Entre los síntomas comunes se encuentran:

  • Dolor a la palpación en el epicondilo lateral del húmero, zona externa del codo, dolor en la epitróclea o zona medial del codo en el caso de la epitrocleitis. Muchas veces se presenta una hiperalgesia o lo que se conoce como la presencia de dolor ante estímulos no dolorosos.
  • Dolor a la movilidad de muñeca.
  • Incapacidad para soportar cargas con el antebrazo y muñeca.
  • Disminución de la fuerza de agarre por presencia de dolor.

Epicondilitis Diagnóstico

El diagnóstico se basa en el examen físico y en la historia clínica del paciente. ¿Cómo saber si es una epicondilitis?

  • Hay dolor al palpar en la zona lateral o medial del codo.
  • Fuerza agarre dolorosa (apretar algo con la mano o cerrar el puño fuerte)
  • Dolor a la resistencia de la extensión o flexión de muñeca

Epicondilitis Fisioterapia:Tratamiento Dolor de Codo 

Epicondilitis ejercicios ¿Cuáles se deben hacer?: Los ejercicios excéntricos, que según la evidencia científica son los que ayudan a la disminución del dolor, al igual que los estiramientos. El reposo o la disminución de la actividad laboral o deportiva también es importante en la recuperación, además de las adecuaciones en los espacios de trabajo. Ejemplo, modificar la mesa del lugar de trabajo para asegurarse de que el codo siempre quede apoyado en la mesa. En estos casos es de vital importancia estar atentos a los movimientos que generan el dolor, evitar hacerlos y solicitar una reubicación laboral.

Epicondilitis Tratamiento Casero

Al inicio de la presencia del dolor puedes colocarte frío en el codo, bien sea una bolsa de gel, bolsa de cubos de hielo o una bolsa plástica con agua congelada envuelta en una toalla. Es prudente ponerlo 3 veces al día por 3 a 5 minutos cada vez. Si llevas más de 3 semanas con el dolor puedes aplicarte calor por 7 a 10 minutos o puedes alternar frío y calor, aplicando 3 veces cada uno de forma intercalada.

Epicondilitis Ejercicios

  1. Antebrazos apoyados en una mesa preferiblemente angosta, o ponga una almohada o cojín sobre sus piernas y apoye encima el brazo, las manos deben quedar suspendidas en el aire. Agarre un palo de escoba con las palmas de las manos mirando hacia el piso. los movimientos que realizará son llevar la muñeca a extensión (como si llevaras la palma de la mano a mirar al frente) y a flexión (llevar la palma de la mano de nuevo hacia el piso). El ejercicio comienza con la flexión de muñeca agarrando el palo con ambas manos, luego lleve a extensión y en este punto suelte el palo con la mano sana y con la otra lleve a flexión lentamente (es decir debe bajar la mano agarrando el palo solo con la mano del codo que duele).  realice 3 series de 12 repeticiones. lo puede realizar después con peso (mancuerna, botella llena de agua o arena).
  1. En unas 2 semanas puedes realizar el mismo ejercicio anterior, pero agarrando el palo de escoba más cercano a un extremo, de esta forma se incrementa la resistencia.
  1. En 4 semanas donde el dolor haya disminuido, puedes realizar el mismo ejercicio, pero con pesa en la mano de 1, 2 o máximo 3 libras. Si no tienes pesas, una opción fácil es llenar una botella plástica con arena mojada o algún grano, corroborando que pese máximo 3 libras.
  1. En la misma posición del ejercicio anterior pero con la mano en posición neutra o palma hacia adentro, con el palo de escoba agarrado dejas llevar la palma de la mano hacia abajo y con ayuda de tu otra mano sin dejar de sostener el palo con el brazo afectado, ayudas a devolver la palma de la mano a la posición inicial. Es decir, la palma mirando hacia adentro y vuelve sin ayuda a llevar la palma hacia abajo. Esto lo debes repetir 12 o 15 veces por 3 series realizando un descanso entre cada una.
  1. De acuerdo a los parámetros del punto 2 y 3 para el ejercicio 1, debes realizar lo mismo para el ejercicio 4. Agarrando el palo por una zona más cercana a un extremo y después realizarlo con pesa.
  1. El estiramiento lo vas a hacer con la palma de la mano mirando hacia el piso, pones la mano del brazo que no duele sobre los nudillos de la mano que duele, y haces una fuerza inclinando la mano hacia abajo y adentro manteniendo esta posición 15 o 30 segundos, debes sentir estiramiento en el antebrazo, lo debes realizar mínimo 5 veces, si duele mucho debes empezar a hacerlo con el codo flexionado y después lo harás con el codo extendido.

Epitrocleitis Fisioterapia

  • Antebrazos apoyados en una mesa preferiblemente angosta, para que las manos queden suspendidas en el aire, de esta forma va a dejar las palmas de la manos mirando hacia el techo agarrando un palo de escoba. Empiece primero llevando las palmas de las manos hacia el frente para después flexionar las muñecas o llevar las palmas de las manos mirando hacia usted. En esta posición, sueltas el palo con la mano del brazo que no duele y dejas llevar la palma de la mano hacia el frente, de nuevo repites lo mismo. Puedes hacer 3 series de 12 o 15 repeticiones, es necesario descansar un poco menos del minuto entre series.
  • En posición neutro es decir palma de la mano hacia adentro, agarrando el palo de escoba con la mano del codo que duele lleve la palma de la mano a mirar hacia el techo, desde aquí sujete el palo con la mano del brazo que no duele y ayude devolver la mano a la posición inicial o palma hacia adentro, repita lo mismo con las mismas series y repeticiones de los ejercicios anteriores.
  • Como las indicaciones del punto 2 y 3 de epicondilitis haces lo mismo para estos ejercicios.
  • El estiramiento se debe realizar después del ejercicio, si estás con mucho dolor el estiramiento lo debes hacer con el codo flexionado. Debes colocar la palma de la mano afectada mirando hacia el techo y poner la mano sana sobre la afectada haciendo fuerza hacia abajo y atrás. Es decir, como si llevaras la palma de la mano a mirar al frente, para estirar los músculos extensores de la muñeca. En esta posición cuentas hasta 15 o 30 segundos y sueltas, realiza lo mismo mínimo 5 veces. Cuando tengas menos dolor lo puedes realizar con el codo extendido.

Ayudas Externas para disminuir el Dolor de Codo

Para el dolor de codo tratamiento, también existen unos dispositivos llamados codera epicondilitis, codera para codo de tenista, banda epicondilitis, brazalete para epicondilitis, codera para codo de golfista o codera para epitrocleitis. Estas actúan ejerciendo una presión que disminuye la tensión en los tendones flexores o extensores en su origen, distribuyendo o expandiendo la fuerza a otros puntos logrando menos activación del músculo. También, ayuda a la curación de las fibras tendinosas debido a que evita que se hagan movimientos bruscos y por consiguiente ayuda a ir disminuyendo el dolor.

Coderas epicondilitis precio: existen diferentes tipos de coderas y de ahí varía su precio, la que necesitas o deberías usar debe ser prescrita por un médico.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×